jueves, 27 de enero de 2011

Trabajo de investigación para Educación y creatividad artística.



¿Escuelas
o
cárceles?


                                                                                                                                                                Aura Rojas Paniagua


INTRODUCCIÓN.



He podido observar en las clases que siempre que se habla de educación y creatividad, la creatividad termina siendo totalmente obviada por el sistema educativo en la mayor parte de las áreas de éste.
En este trabajo pretendo exponer un tema actual que hay que plantearse para poder cambiar un poco la educación y amoldarla a los tiempos modernos en los que nos encontramos.
Me sorprende que los niños sean mucho más creativos que los adultos y esto es lo que quiero desarrollar con este trabajo.
La educación ya no depende sólo de la escuela, sino de la televisión y de internet. El tiempo que nos queda para ser creativos es mínimo, y la creatividad es un regalo que tenemos que cuidar.



PREMISA.

La educación mata la creatividad.



DESARROLLO.

La creatividad.

El ser humano es creativo. La creatividad en los niños está muchísimo más desarrollada que en los adultos. ¿Es esto culpa del sistema educativo?

Perdemos nuestra creatividad a medida que vamos creciendo y nos van preparando para la vida adulta.

Sin embargo, ahora más que nunca se necesita gente y mentes creativas.

No paran de salir pensamientos y formas de hacer proliferar la creatividad en los adultos para crear un mundo mejor.

Un ejemplo de esto es el “pensamiento lateral” de Edward de Bono o la técnica de “tormenta de ideas” de Alex Osborn.

Pero si estamos en una época del auge de la creatividad, ¿porqué no empezar desde niños a desarrollarla en condiciones?

Según Sir Ken Robison, líder internacionalmente reconocido en el desarrollo de la creatividad, los niños son más creativos porque no tienen miedo de arriesgar, no hay miedo a equivocarse. De adultos han perdido esa capacidad, se han convertido en personas temerosas.


La escuela y el sistema educativo.

Existe una jerarquía de temas, que da más importancia a las matemáticas, los idiomas y las humanidades y mucha menos importancia a las artes.

Nos educan para conseguir trabajo, un trabajo “digno”. Toda la educación va encaminada a hacer de las personas gente de provecho. Te preparan para el futuro, para la universidad.

Las escuelas sólo nos enseñan a obedecer órdenes. Vivimos en un mundo en el que estamos siempre sujetos a una serie de normas. Tenemos que obedecer desde pequeños a los padres, los médicos, los profesores... Y cuando crecemos es lo mismo: el jefe, las normas de tráfico...

Vivimos en una sociedad dirigida por la televisión, internet y un sistema educativo desfasado que pretende satisfacer las necesidades de la industrialización.

John Taylor Gatto, maestro jubilado y autor de varios libros sobre educación, pone un ejemplo claro sobre lo que representa la educación y escolarización en estos momentos: “Suena un timbre y el joven con un poema a medio escribir debe cerrar su cuaderno de notas e ir a otra aula donde tiene que memorizar que el hombre y los monos derivan de un ancestro común.”

También debemos tener en cuenta que el niño no sólo es educado por la escuela sino también y en mayor parte por la televisión e internet. Lo cual hace que el trabajo en el aula sea de vital importancia para el desarrollo de la creatividad, ya que ésto los aleja de ella.

He aquí una frase de Picasso que me gustaría citar: “Todos lo niños naces artistas. El problema es seguir siendo artista cuando crecemos”.


Gilda Waisburd, directora y fundadora del Instituto dedicado al Desarrollo y Aplicación de la Creatividad en el Desarrollo Humano, la Empresa y la educación, propone impartir las matemáticas, el lenguaje, la historia, las ciencias naturales, etcétera de una forma creativa, un ejemplo, y cito: “las matemáticas pueden impartirse a través de la percepción, la línea y el color; la historia, mediante dramatización; el lenguaje, con expresión corporal y verbal; las ciencias naturales con naturaleza viva y experimentos, etcétera.”

Propone diseñar programas de enseñaza que impliquen la totalidad de las facultades del individuo, desarrollando así la creatividad y la inteligencia.


La sociedad.

Según John Taylor “la sociedad se desintegra”. La escolarización ya no tiene el prestigio de antaño.

En la sociedad de hoy en día las personas que tienen éxito son las que se valen por sí mismas y están seguras de ellas mismas.

En el colegio de pequeño te dicen que sino estudias no serás nada en la vida. Tienes que sacar buenas notas porque es lo que se espera de ti.

Tienes que desarrollas la mente, en la cabeza reside la inteligencia que te lleva al éxito, aunque éste sea estar detrás de un ordenador trabajando en algo que no te gusta y siendo totalmente inútil como persona y ser humano.

En estos tiempos todo es abstracto. Ni siquiera el tiempo el real, no hay personas materiales, como bien hace referencia Zygmunt Bauman en el libro de Modernidad líquida hablando de una instantaneidad de las cosas, sucesos y espacios: tener todo al alcance de la vista en cuestión de segundos gracias a internet. A parte ha surgido una privatización de todo.

Los niños apenas tienen tiempo para sí mismos, y esto implica no tener tiempo para desarrollar la creatividad. Es por eso que se propone llevar el aprendizaje fuera del aula, con actividades que fomenten los intereses del niño.


La crisis.

En estos tiempos ya no es importante el título. Ya no implica tener trabajo. Ahora hay más demanda, se necesita también un máster y un doctorado.

La crisis escolar es un reflejo de la crisis social.

Y vuelvo a hacer referencia a Ken Robinson, que nos dice que según la UNESCO, en treinta años se graduarán en el mundo en educación superior más personas de las que se han graduado a lo largo d ella historia.

Según este dato no es de extrañar que el título pierda valor, y habla del niño que se gradúa para quedarse en casa jugando a los videojuegos.


La inteligencia.

Tras todo lo citado anteriormente, Robinson nos propone repensar nuestra visión de la inteligencia. A tener que en cuenta que ésto es lo que sabemos de ella:
1- Es diversa: pensamos el mundo en las formas en que lo experimentamos.
2- Es dinámica: es muy interactiva.
3- Es distintiva.

Nos propone como solución adoptar una nueva concepción de la ecología humana, que valoremos la riqueza de nuestra capacidad. El sistema educativo no puede desprestigiar las mentes para nuestra comodidad.

Según Joy Paul Guilford, psicólogo conocido por su estudios sobre la inteligencia, para ser creativo hay que desarrollar las siguientes habilidades:
1-Sensibilidad
2-Fluidez
3-Flexibilidad
4-Originalidad

Sin embargo, hablando más hacia la educación que a ala psicología nos encontramos con las inteligencias múltiples de Garner, que nos propone una “escuela del futuro” enl a que se tengan en cuenta estas diferentes inteligencias:
1-Musical 
2-Cinética-corporal 
3-Lógico-matemática 
4-Lingüística 
5-Espacial 
6-Interpersonal 
7-Intrapersonal





CONCLUSIONES.

¿Es pues real que la educación mata la creatividad? Sí y y no.

Es cierto que el sistema educativo actual no tiene en cuenta las habilidades de los alumnos para desarrollarlas en condiciones. Como dice Robinson en su vídeo, detienen aquellas actividades que realizan los niños en su fase de educación cuando piensan que es algo que nos les va a conducir a un futuro provechoso, es decir, pueden frenar la creatividad del niño que pinta, dibuja, o baila porque “ en un futuro no les dará dinero”.

Nos preparan para un futuro y una vida laboral que no sabemos exactamente cómo nos va a recibir, pero la sociedad sigue mirando a las personas por el título aunque éste haya perdido su valor. Como se ha citado anteriormente en el apartado de “crisis” donde se necesitaba una licenciatura ahora hace falta un máster y un doctorado. Es decir, las personas que antes estudiaban lo hacían para tener trabajo, ahora eso es un imposible.

Intentan “fabricar” personas de provecho pero sin valores, sin creatividad alguna, y luego queremos cambiar el mundo mediante “buenas ideas” que no se nos ocurren.

Sin embargo, hoy en día, hay personas que sí pretenden cambiar este sistema educativo. Y de hecho un cambio importante que está cerrando la brecha que se abrió hace años, son los métodos creativos que han aparecido últimamente y que va enfocado a adultos que necesitan de esa creatividad que se les negó. Trabajadores que necesitan ideas nuevas, que vienen de la mano de los métodos como braingstorming o los seis sombreros para pensar.

Cada vez se preparan mejor a los profesores para afrontar todo esto: si es cierto que el sistema educativo mata la creatividad, también es cierto que los profesores desde dentro del sistema ya están cambiando esta situación. Como la introducción de las inteligencias múltiples de Garner o el desarrollo de las diferentes habilidades propuestas por el psicólogo Guilford.

El sistema está empezando a cambiar desde dentro. Con personas que sí creen en las capacidades del ser humano y que dedican su vida a hacer que estas no se queden por el camino a la madurez. Esto se ve en las referencias de John Taylor.

Los niños son el futuro, nuestro futuro, y la única manera de afrontarlo, ya que no sabemos lo que nos espera, es prepararlos para que tengan la capacidad de afrontarlo ellos mediante la creatividad.

Sin embargo, queda afrontar el tema de la televisión como fuente de educación, ya que Sartoti nos ofrece la alternativa del ciber espacio como herramienta cultural que podemos controlar un poco más, pero ¿cómo controlar la educación de las masas por los canales televisivos? Habría que llegar a los medios de comunicación respetando un horario infantil real, como dice Taylor. Y propone llegar a las familias: que sean los padres lo que se encarguen de ésto. “Hay que volver a unificar a la familia”.

John Taylor hace referencia a esto diciendo, y cito: Somos una tierra de oradores, pagamos lo máximo a los oradores y admiramos lo máximo a los oradores y de esta forma nuestros niños habla constantemente, siguiendo los modelos públicos de televisión y maestros. Es muy difícil ya enseñar lo "básico" porque realmente ya no es básico para la sociedad que hemos hecho.” “La familia hoy en día se ha disuelto, el núcleo familiar no existe, y eso también deja más responsabilidad al sistema educativo.

Según Sartori, en su ensayo “Homo Videns”, el niño se convierte en un hombre incapaz de comprender abstracciones, de entender conceptos. Y como dice Bauman, estamos es un mundo en el que todo se ha vuelto abstracto.

Por último me gustaría citar de nuevo a Sir Ken Robinson, ya que en su discurso termina con frase que a mi parecer engloba la solución al problema que aquí de discute: “Hay que cuidar el don de la imaginación humana y usar este regalo con sabiduría. Hay que ver nuestra vapacidad creativa por la riqueza que representa.”



REFERENCIAS.




Bauman, Zygmunt. Los retos de la educación en la modernidad líquida. 1ª edición 2007

Bono, Edward de. Seis sombreros para pensar: Una guía de pensamiento para gente de acción. 1ª edición 2006

Gardner, Howard. Inteligencias múltiples: la teoría en la práctica. 1ª edición 1998

Sartori, Giovanni. Homo Videns. 3ª edición 2001

Waisburd, Gilda. Creatividad y transformación. Teoría y técnicas. 1ª edición 2005


                                                                                                                                                               Aura Rojas Paniagua



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada